El cierre del año fiscal con ShopCloud a3innuva

El cierre del año fiscal con ShopCloud a3innuva

El cierre del año fiscal con Shopcloud a3innuva puede ser la solución más eficaz. En estas fechas tan señaladas, ya va llegando la hora de cerrar el año contable y fiscal. Los balances se antojan muy complicados, y se hace necesario recurrir a determinadas herramientas que nos ayuden en tan arduo camino. El cierre del ejercicio contable nos permite saber con la mayor exactitud cuál es la situación de nuestra empresa: cuáles son nuestras ganancias y pérdidas, y también eso que a menudo resulta tan soberanamente complejo y laberíntico: saber cuánto debemos a Hacienda y cuánto tenemos que declarar.

 

El cierre fiscal y contable con Shopcloud a3innuva de cada año se llevan a cabo entre el 1 de enero y el 31 de marzo del año siguiente. Ha de tenerse en cuenta que el año fiscal coincide con el año natural (es decir: desde el 1 de enero hasta el 31 de diciembre).

 

Fases del cierre del año contable

 

Para un adecuado cierre del año contable, se han de culminar con rigor y precisión las siguientes etapas:

  • Regularización de los respectivos grupos de gastos e ingresos (Grupos 6 y 7).
  • Regularización de las cuentas referentes al patrimonio de la organización empresarial (Grupos 8 y 9).
  • Cierre de toda la contabilidad del año fiscal, para que de este modo el saldo quede a cero.

 

El cierre del año fiscal con ShopCloud a3innuva es un proceso harto complejo. Nos hallamos en tiempos de revolución tecnológica, y es por ello que resulta preferible facilitarnos las cosas y agilizar los procesos con la tecnología. Es por esta complejidad por la que se precisa el cierre del año fiscal con ShopCloud a3innuva. Para llegar a estos fines, deberán primero cerrarse todas las cuentas de ingresos y gastos de la empresa, y así lograr una cuenta única que plasme fielmente las ganancias y pérdidas de la entidad empresarial. Para ello, habrá de quedar debidamente saldado todo lo que aquí se señala:

  • Se tendrá que haber liquidado debidamente el Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA), cuya declaración es trimestral.
  • Se tendrán que haber regularizado las existencias. El valor de las mercancías o mercaderías en poder de una organización empresarial varía a lo largo del año, por lo que ello ha de declararse incluyéndolo en las respectivas columnas del debe y el haber de la contabilidad de la empresa.
  • También se deberán haber regularizado las provisiones, o contabilidad del capital y los gastos relativos a retribuciones y otras prestaciones del personal, impuestos, contratos onerosos, riesgos de la empresa, reestructuraciones, etc, etc.
  • Se habrán de realizar los ajustes por periodificación contable, es decir: ajustar la contabilidad al periodo contable de que se trate: en este caso, por supuesto al año contable y fiscal que ha de cerrarse.
  • Han de depreciarse los activos fijos: o sea, calcular el valor en que se han depreciado los activos fijos de que dispone la organización empresarial durante el ejercicio fiscal que toca a su fin.
  • Amortizar los activos intangibles, y también de los activos diferidos.

 

Además, existen varios modelos fiscales de periodicidad anual para el ámbito tributario español (incluyendo el archipiélago canario): así, el Modelo 390 (de resumen del IVA), el 111 (de resumen de las retenciones del IRPF), el 115 (en que se resumen las retenciones e ingresos a cuenta por rendimientos fruto de arrendamientos y subarriendos urbanos), etc, etc, a lo que hay que añadir los modelos de autoliquidación, como el Modelo 322 (para la autoliquidación individual del IVA) o el 353 (para la autoliquidación agregada de grupos de entidades).

 

A ello hay que agregar el nuevo sistema de llevanza de los libros del IVA que está a punto de implementarse en toda España: el sistema de Suministro Inmediato de Información, por el que quien factura suministra la información de IVA de manera casi inmediata a la Agencia Tributaria.

 

¿Cómo puede ayudarte ShopCloud a3innuva?

 

Para algo tan intrincado e ineludible como es el cierre del año fiscal, este software incluye varias ventajas que nos ayudan a llevar a cabo nuestra tarea de forma mucho más eficiente:

  • Se fusiona con la solución ecommerce o de comercio online ShopCloud, lo que permite llevar la contabilidad de tu negocio online simultáneamente para el cierre del año contable y fiscal.
  • Incorpora un asesor para resolver los problemas e incidencias, y crear un entorno de trabajo online colaborativo.
  • Está en la nube, y puede gestionarse desde cualquier lugar y en cualquier momento.
  • Crea automáticamente los asientos de apertura y cierre de un ejercicio.
  • Nos permite contactar con la gestoría en un solo click.

 

Se trata, pues, de una excelente solución para estas operaciones. El cierre del año fiscal con ShopCloud a3innuva se hace así mucho más fácil, fluido y eficaz.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *